Jornada de coincidencia

Hoy me ha tocado reincorporarme al trabajo tras tres semanas de vacaciones. Ni que decir tiene que apenas me acordaba de mi contraseña, o de la dirección de la oficina XD

A mi vuelta me he encontrado con que desde el 1 de septiembre hemos puesto en marcha dos medidas nuevas relativas a nuestros horarios en Kaleidos: - pasamos de la opción de teletrabajar 2 días a 3. Las restricciones básicas se mantienen: lunes y viernes estamos en la ofi todos juntos, y podemos aprovechar para las sesiones de todos, para vernos las caras y para favorecer un tejido transversal (además del que se genera en los equipos). - pasamos a tener jornada de coincidencia, consiste en que, independientemente del teletrabajo, es de obligado cumplimiento estar trabajando de 10 a 14. El resto de horas se pueden gestionar libremente.

Ambas medidas tienen siempre un método de sobreescritura: si hay reunión con cliente, si el equipo planea hacer algo junto, o sencillamente si un compañero requiere de tu ayuda, el teletrabajo baja de prioridad.

Mis compis llevan 3 semanas con esto en marcha, así que les he preguntado que cómo está yendo. Sin novedad. Varios compañeros han aprovechado para ir a hacer deporte o echarse la siesta a mediodía y retomar la jornada a las 18; si ha hecho falta, se han readaptado.

Inicialmente se barajó la opción de compartir un documento donde pudiéramos apuntar nuestras previsiones para el resto de la jornada pero esto no ha cuajado; esta información (prácticamente) solo es necesaria dentro de los equipos, pero en este entorno hablamos constantemente y lo gestionamos más informalmente.

Yo soy una tradicional no-usuaria del teletrabajo. Me suele gustar más salir de casa, ir a la oficina y cruzarme con seres vivos. Aun así, me encanta que en mi empresa sigamos buscando y poniendo en marcha formas de facilitarnos la vida privada.

Además, me hace notar una vez más que se puede. Que no hace falta una política de “calentar la silla”; que la confianza va de la mano de equipos motivados. Somos en general compañeros eficientes, felices, motivados y curramos un montón, y nuestros mayores problemas a día de hoy son qué hacer con los 4 kgs de bollería que hemos llevado hoy lunes a la oficina.

Queridos dos lectores y medio: ¿vuestro horario es flexible de verdad? ¿creéis que en vuestras oficinas se respondería bien a este tipo de medidas? ¿habéis probado alguna vez? ¿qué otras medidas os han resultado buenas? ¡Gracias por vuestras aportaciones!

comments powered by Disqus